Saltear al contenido principal

Últimas Entradas

RETO ‘ATG’: El suelo como forma de trabajar y mejorar tu movilidad.

Muy buenas y bienvenido/a a este reto, Antes de seguir leyendo, te voy a dejar…

read more
Entrenamiento Funcional Así. ¡Que No Te Engañen!

Entrenamiento Funcional así. ¡Que no te engañen!

¿Cuántas veces has visto en el horario de tu gimnasio “Funcional” de 18:00 a 18:55?

¿Has entrado a alguna de estas clases? ¿Cuál ha sido tu sensación?

Como profesional y como usuario, me encuentro en un dilema, porque yo soy consciente de que esas sesiones son muy divertidas y es una forma de hacer ejercicio para todas esas personas que “odian” el ir a entrenar.

Pero eso no quiere decir que ese entrenamiento te vaya a sentar bien. Y mucho menos, que ese entrenamiento pueda considerarse funcional.

Bajo mi punto de vista profesional, el entrenamiento funcional necesita cumplir varios puntos importantes (puedes seguir leyendo si prefieres, pero te voy a dejar aquí el video que he creado por si eres más de ver)

1.- No “Calientes”, Prepara tu cuerpo para la sesión

Calentar = aumentar temperatura del cuerpo.

Preparar tu cuerpo = asegurarte de que tu cuerpo está preparado para la sesión.

Si yo tuviera que elegir cual es mejor, lo tendría fácil. ¿O no?

En tu preparación debes incluir:

  • Movilidad dinámica de las articulaciones que van a entrar en juego durante la sesión.
  • Activación de la zona del CORE.
  • Trabajo a nivel neural (activación del sistema nervioso).

2.- No entrenes por grupos musculares, entrena por MOVIMIENTOS

Ir al gimnasio a hacer “pecho-bíceps” o “glúteo y abdomen” tienen poco sentido a nivel de funcionalidad (a no ser que tu objetivo sea ser un modelo fitness).

Busca rutinas del tipo full body, o rutinas del tipo empuje-tracción las cuales te ayudan a trabajar por movimientos.

Lo bueno de trabajar por movimientos es que en cada ejercicio puedes trabajar varios grupos musculares al mismo tiempo, optimizando el tiempo de trabajo, haciéndolo más exigente y con una mayor transferencia al mundo real.

3.- Cambia algunas máquinas por aprender a trabajar con tu cuerpo.

Abusar de máquinas tiene sus consecuencias, la gran mayoría de veces negativas.

Usar las máquinas no tiene por qué estar prohibido, pero a nivel de funcionalidad y salud te interesa aprender a controlar tu cuerpo. Te interesa aprender a hacer una flexión con muy buena forma, aprender y conseguir una dominada, poder tirarte al suelo y levantarte sin que te duelan las rodillas. Eso es algo obligatorio como ser humano.

Y eso, en raras ocasiones, te lo proporcionan las máquinas de gimnasio.

Además piensa una cosa, en la mayoría de ocasiones las máquinas no están adaptadas a las personas que las utilizan. Es la persona la que tiene que adaptarse a la máquina y eso es un error brutal, porque es cuando vienen las lesiones.

4.- Incluye ejercicios UNILATERALES en tu entrenamiento.

¿Por qué?

Porque la vida es unilateral.

Piensa:

  • Cuando llevas la compra o transportas un objeto, ¿lo haces siempre con las dos manos? (Obvio que algunas veces sí)
  • Cuando caminas, ¿lo haces con las dos piernas a la vez?
  • Cuando lanzas un objeto, ¿lo lanzas con los dos brazos a la vez?
  • Cuando tienes que empujar algo, ¿lo empujas con las dos piernas a la vez?

Con esto no te quiero decir que no entrenes ejercicios con las dos piernas  o los dos brazos. Es obligatorio poder hacer una sentadilla con barra, un peso muerto y unas flexiones y, para ello, vas a necesitar de los dos brazos o las dos piernas.

Pero plantéate incluir en tu entrenamiento ejercicios unilaterales de brazos o piernas para trabajar de esa forma también.

5.- Haz movilidad todos los días.

¿Por qué? Porque la movilidad es algo que si no trabajas, lo pierdes. Y si lo pierdes es muy difícil recuperarlo.

Además, la pérdida de movilidad está muy relacionada con el dolor articular. Por tanto, hacer entrenamiento de movilidad te va a ahorrar mucho tiempo y dinero en fisioterapia y/o tratamientos más adelante.

Incluye, sobretodo, movilidad para tus hombros, columna y cadera, que son las partes de tu cuerpo que más la necesitan.

6.- Mantén el EQUILIBRIO entre Torso y Piernas.

Si eres chica, no entrenes solo las piernas y el glúteo.

Si eres chico, no entrenes solo el torso y los bíceps.

Hacer eso (principalmente por estética) te lleva a descompensaciones en el cuerpo que, aunque ahora no lo notes, te van a llevar a futuras lesiones difícilmente tratables.

✅Espero que con estos 6 tips te quede un poco más claro lo que debe llevar un entrenamiento funcional y por qué en una clase colectiva es bastante difícil conseguir esto.

Si te interesa seguir un entrenamiento funcional que esté adaptado a ti, puedes acceder a mi programa de entrenamiento funcional “Functional Fitness Body” aquí mismo

Nos leemos pronto.

Antonio.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba